BIENVENIDOS AL BLOG DEL GECEN

Os invitamos a conocer los problemas de la naturaleza en nuestro país y la forma en que podéis ayudar, dar ideas, colaborar, denunciar, etc... para que todos podamos vivir en un planeta mejor.

Solo despues de que el último árbol sea cortado.
Solo despues de que el último río sea envenenado.
Solo despues de que el último pez sea apresado.
Solo entonces sabrás que el dinero no se puede comer.

Profecía india

domingo, 21 de noviembre de 2010

CAMINANDO POR TIERRAS DEL PEÑAGOLOSA

Os vamos a proponer una excursión por el macizo del Peñagolosa (Castellón). Se trata de un lugar de alto valor ecológico, con una gran biodiversidad tanto en el número de especies de plantas que podemos encontrar como  de animales. Espacio excepcional en la Comunidad Valenciana, donde encontramos desde cabras montesas hasta robles milenarios.

Comenzamos el recorrido en Villahermosa del Río, un bonito pueblo de casas blancas enclavado en lo alto de las montañas encima del río Villahermosa, afluente del Mijares. Nada más llegar nos encontramos con una impresionante iglesia que preside la plaza principal del pueblo con un pequeño castillo-casa.

La primera ruta que proponemos es el río Carbo, afluente del río Villahermosa, son uno de los pocos ríos con agua que podemos encontrar, poco alterados y que se mantienen en un estado natural bastante aceptable.
El río Carbo esta situado a los pies del pico más alto de la provincia, el Peñagolosa, con más de 1800 m de altura. En su recorrido podemos encontrar un bien conservado bosque de ribera y en su curso medio una bonita cascada que en los meses de verano es posible bañarse. Al lado de está cascada se encuentra la aldea del Carbo, aún habitada. Continuado con esta ruta llegaremos a San Juan de Peñagolosa ya en el termino de Vistabella. Durante el recorrido podremos observar, con un poco de suerte, cabras montesas, que en los últimos años se han expandido por la zona desde su punto de origen en Els Ports. También podremos observar algún aguila real y buitres, así como infinidad de aves insectivoras, extensos pinares de pino rojo con bosquetes de carrascar y robles con algún que otro arce.

Al volver, si nos sobra tiempo, podemos acercarnos a ver el río Villahermosa, donde podemos encontrar un muy bien conservado bosque de ribera a excepción de algún trozo donde se canalizó y se construyo una cantera destruyendo un buen tramo de este extenso bosque de ribera. En dicho río encontramos una de las pocas poblaciones de trucha autóctona de la Comunidad.

De vuelta a Castellón podemos parar, ya que se encuentra señalizado, en una torre defensiva ibérica que demuestra la importancia de la zona en tiempos de los íberos y los romanos. A unos cuatrocientos metros de dicha torre podremos observar un magnifico roble milenario en un paraje de excepcional belleza que pondrá el broche a este viaje por el interior de Castellón.

1 comentario:

Nur dijo...

Que sitio mas bonito :)